La ensoñación chamánica y el viaje astral

La ensoñación consciente es una vía de investigación para el autoconocimiento.

El Viaje astral ha sido definido de muchas maneras en las diferentes culturas y corrientes filosóficas a lo largo de los siglos.

En la antigua Grecia se podían encontrar los Templos del Sueño, lugares de sanación donde se buscaba la curación mediante los sonidos y el trance, a la vez que se procedía al análisis de los sueños. A día de hoy, el estudio de los sueños parece haberse quedado estancado tras las obras de Carl Jung, quien a medida que avanzaba en su investigación llegó a la conclusión de lo vasto e inexplorable que se le presentaba al ser humano occidental en las condiciones evolutivas a las que se ha enfrentado siempre.

Mucha gente relaciona el Viaje Astral con la proyección del Alma, concepto tan amplio y ambiguo como equivoco bajo mi punto de vista.

Como muchas tradiciones ancestrales describen, el ser humano posee 7 cuerpos, los cuales están integrados por: el cuerpo físico, el etérico, el astral, el causal, el búdico, el átmico y el monádico.

Las leyes universales

Nuestra vida transcurre en los siete cuerpos a la vez, cada uno es el encargado de un proceso o procesos, siendo a la vez complementarios entre ellos, una vez se comprende que la vida no es un simple conjunto de procesos biológicos aleatorios, sino que es un camino de evolución entre las leyes universales que nos reinan y que la única verdad que define esta vida es el amor.

En el proceso del sueño la consciencia del ser humano deja de estar en el cuerpo físico al caer este en una desconexión profunda ( y a su vez irremediablemente necesaria para su subsistencia).

Podría ejercer un paralelismo con la sintonización de diferentes emisoras de radio al situar la desconexión con el cuerpo físico y la posibilidad de que la consciencia vaya al cuerpo Astral (o también conocido como cuerpo emocional). Ese es el vehículo de las emociones y ahí reside toda nuestra carga, y debido a la vibración que generemos nuestro cuerpo astral se sincronizará con el astral inferior o astral superior.

El Viaje Astral

El Viaje Astral es un camino de autoconocimiento y de creación siempre que se conecte con nuestra vibración superior, si nuestra vibración se sincroniza con el astral inferior estaremos expuestos a energías de densidad que no deben suponer ningún peligro para nosotros, pero que, por otra parte, nos pueden anclar en adicciones, depresión, etc…

Si nuestra vibración es relativa al astral superior nos abrimos a un camino de evolución y sabiduría que poco a poco cambiará nuestra vida hacia quien de verdad somos.

Hay muchas tradiciones filosóficas, herméticas y alquímicas que han estudiado y profundizado el conocimiento de los viajes astrales, en nuestro curso de Ensoñación Chamánica y los Planos Astrales trabajaremos con algunos de ellos. Te animas?

Autor: Iyari