Fengshui

El Fengshui es una disciplina o más bien, una ciencia que nos ayuda a equilibrar el ambiente mediante el estudio de la relación energética entre un espacio y los objetos que hay en este.

El Fengshui se basa en el principio de resonancia, comprendiendo que todo está interconectado y que todo lo que existe tiene la capacidad de afectar al resto pero, lo que pocas personas conocen es que el arte del Fengshui proviene de las antiguas tradiciones chamánicas orientales.

El Fengshui y el Chamanismo

En Chamanismo sabemos que todo lo que sentimos y pensamos imprima el ambiente del lugar donde nos encontramos, partiendo de esta base, nació la ciencia Fengshui.

Cada objeto, cada cosa que existe en este plano, pertenece a un elemento determinado que influye directamente en el espacio, conociendo a qué elemento pertenece un objeto, podemos influir en la energía o chi de un lugar para favorecer o estimular esa energía en pos del objetivo deseado.

Pero esto no es un artículo sobre Fengshui sino de como mantener sano nuestro hogar para mantener sana nuestra vida en todas sus facetas y sobre qué podemos hacer nosotros para favorecer el flujo de energía saludable y de abundancia en nuestro hogar.

fengshui

El Fengshui y los hogares enfermos

Un hogar debe ser un templo, un refugio para quienes lo habitan, en Fengshui hablamos de hogares armónicos y de como mantener el orden para favorecer el flujo de energía, en Chamanismo hablamos de hogares enfermos y de como evitar que las energías se acumulen y nos enfermen.

Una casa es una entidad con vida propia, todo lo que existe tiene espíritu, si el espíritu de tu casa enferma, tu espíritu también lo hará. Si el espíritu de tu hogar está sano, tu te mantendrás sano, cuida tu casa como a ti mismo, háblale, escúchale, agradece que te acoja, que te proteja y te brinde su cuidado.

Para evitar que tu casa enferme asegúrate de cumplir con los siguientes preceptos:

  1. Mantén la entrada de tu casa despejada:
    No acumules nada en la entrada de tu casa, bolsas, zapatos, trastos. Acumular objetos en la entrada de tu casa imposibilita la entrada de energía positiva y de abundancia al hogar.
  2. Protege el umbral de tu casa de energías discordantes:
    Cuando entres en tu casa, procura dejar fuera toda energía que sea discordante. Si vienes enfadado del trabajo o triste, antes de traspasar el umbral de la puerta de entrada a tu hogar, limpia esas energías, frota tu ropa, muévete con energía. En Fengshui por ejemplo, existe la costumbre de dejar los zapatos a la entrada para no contaminar tu hogar con la energía que hayas podido acumular fuera.
  3. No permitas la entrada a cualquiera:
    Asegúrate muy bien de que todo aquel que entra en tu casa aporta una energía favorable a tu familia.
  4. Tira todo lo viejo:
    No acumules cosas viejas o rotas, estás haciendo que tu casa conecte con el bajo astral y se cuelen espíritus que buscan energía densa. Además, estás enviando al universo el mensaje de pobreza, de que en tu casa no puede entrar nada nuevo.
  5. Ventila cada día:
    Es muy necesario que el aire de tu casa se renueve cada día para renovar la energía. Cuando llueva, abre las ventanas para que entre el aire purificado de la lluvia.
  6. Arregla los grifos:
    En Fengshui los grifos están relacionados con la corriente de abundancia, no permitas que haya grifos goteando, ni goteras, estás perdiendo energía y abundancia económica.
  7. Ten pocos muebles:
    La decoración en general, debe ser sencilla y con lo imprescindible, las casas recargadas enferman con el paso del tiempo porque no pueden soportar tanta energía densa acumulada, es lo que se conoce como chi bloqueado en Fengshui.
  8. Nunca guardes en casa:
    Objetos que te anclen al pasado, recuerdos o regalos de personas con las que no tienes buena relación, fotografías de épocas tristes de tu vida, nada que pueda provocarte tristeza o ansiedad.

El Fengshui y el pensamiento positivo

En el Fengshui se tiene la creencia de que la distribución y disposición de objetos y muebles en tu casa, afecta tus pensamientos. En Chamanismo, sabemos que tus pensamientos también afectan directamente a tu hogar, creando un círculo vicioso de envío y retorno de negatividad.

Para evitar pensamientos negativos, es imprescindible:

  1. Mantener tu casa limpia:
    Es imposible mantener tu claridad mental si tu hogar no está limpio y ordenado, tu hogar es el reflejo de tu mente, si tu casa está desordenada y sucia es porque tus pensamientos también lo están, recuerda que nuestra vida es un reflejo de como estamos por dentro.
  2. Mantén los armarios ordenados:
    Los armarios, en una casa, se corresponden con lo más profundo de tu subconsciente, si están desordenados o muy llenos, significa que tu mente está desordenada y demasiado llena. Ordena a menudo y tira todo lo que no es absolutamente necesario, es un ejercicio muy liberador que te aportará claridad mental.
  3. Armoniza con música:
    La música de alta vibración imprimará tu hogar de energía positiva y te conectará con la alegría, te ayudará recuperar vitalidad y energía.
  4. Decora con objetos de alta vibración:
    Si tienes cuadros, que estos sean de escenas positivas, de paisajes naturales de gran belleza, nunca cuelgues cuadros en las paredes de tu hogar cuyo motivo sean escenas de violencia o tristeza.

El Fengshui y las limpias chamánicas

En Fengshui se utilizan algunos elementos para provocar el flujo rápido o lento de energía en función de lo que necesite cada espacio, como pueden ser las bolas de cristal para pasillos y rincones donde la energía está acumulada.

En Chamanismo existen métodos de despojo para energías densas acumuladas en el hogar y para proteger espacios y a las personas que los habitan. Cuando sientas que la energía en tu casa no fluye, si te sientes cansado dentro de casa, te cuesta pensar con claridad o hay discusiones habitualmente, lo primero es tener en cuenta todos los puntos anteriores, después puedes hacer una limpieza energética de tu casa.

Métodos para limpiar tu hogar de energías discordantes:

  1. Limpieza con humo:
    En Chamanismo, una de las plantas más utilizadas para la limpieza energética es la salvia. Si es posible, utiliza salvia blanca para quemar en tu hogar, préndela con la intención de que te ayude a eliminar toda energía negativa de tu hogar. Abre las ventanas y pasa la salvia por todos los rincones de tu casa, permitiendo que el humo blanco purifique cada espacio. Cuando hayas terminado, deja las ventanas abiertas para que el humo salga, dando las gracias. Apaga la salvia en algún recipiente con tierra o arena, puede ser una cáscara de coco, una concha de avalón o un cuenco que tengas por casa. Barre tu casa y lleva la ceniza de la salvia a la naturaleza, no la tires a la basura.
  2. Limpieza con amoniaco:
    Después de finalizar con la salvia, puedes localizar los cuatro puntos cardinales en tu casa y en cada uno de ellos, en el suelo, poner una gota de amoniaco puro pidiendo limpieza y protección de todo el hogar. Utiliza solo una gota. Para localizar los puntos cardinales, puedes utilizar la brújula de tu móvil.
  3. Protege las entradas:
    Una protección extra para tu casa, es poner justo sobre el marco de las puertas de entrada, un ramillete con laurel y romero. En todas las puertas que den a la calle, patio o jardín.

El Fengshui y el espacio sagrado

El espacio sagrado es algo que comparten muchas culturas ancestrales y ciencias derivadas del Chamanismo, como el El Fengshui. Crear un espacio sagrado en tu casa te ayudará a equilibrarte, a sentir que estás en lugar de protección y a limpiar tu energía.

Como crear tu espacio sagrado:

  1. Busca el lugar:
    Busca en tu casa el lugar donde sientas que debe ser un espacio sagrado solo para ti, donde sientas que la energía fluye de manera armónica, ni muy deprisa ni muy despacio.
  2. Prepara el espacio:
    Pide permiso al lugar para montar aquí tu rincón de sanación personal. Decora el rincón, habitación o sala con aquellos objetos que te hagan conectar con la calma interior.
  3. Consagra el espacio:
    Coloca en este altar o lugar sagrado algún cuarzo que ayude a que la energía siempre esté limpia. Visualiza un fuego sagrado en este lugar, donde se queme toda energía discordante. Controla a menudo, que este fuego esté siempre encendido (es un fuego figurativo, no prendas fuego en tu casa). Si te vas de vacaciones, conecta mentalmente con tu espacio sagrado y ocúpate de que el fuego esté encendido.
  4. Limpia tu energía:
    Siempre que lo necesites, ve a este rincón y quédate allí respirando unos minutos o el tiempo que sientas, hasta que tu energía vuelva a ser armónica. Tira todo lo que no te hace bien al fuego y deja que se queme. Después quema un poco de salvia y da gracias.

Si este artículo sobre Fengshui y limpieza chamánica de tu hogar, te ha parecido útil o interesante, por favor, déjanos un comentario en nuestro post de Facebook o de Instagram correspondiente a este artículo para ayudarnos a crecer y a saber que nos lees.

Muchas gracias!

Lakami.
Instituto de Chamanismo Evolutivo®

Si te gustan nuestros artículos, por favor, dale a seguir y a me gusta en nuestras redes sociales